Grace Hopper: una matemática pionera de la programación

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Grace Murray Hopper fue una científica e informática estadounidense y contraalmirante de la Marina de los Estados Unidos. Pionera en su campo, fue una de las primeras programadoras de la historia, y organizó al equipo que desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación informática conocido como COBOL. Debido a la amplitud de sus logros y su rango naval, se le conoció como «la increíble Grace» (the Amazing Grace).

Grace Hopper nació bajo el nombre de Grace Brewster Murray el 9 de diciembre de 1906 en la ciudad de Nueva York. Estudió matemáticas y física en Vassar College, donde se graduó en 1928. Luego de obtener su título fue a la Universidad de Yale, donde se graduó de la maestría en matemáticas en 1930. Ese mismo año, se casó con Vincent Foster Hopper, por lo que adoptó el apellido de éste, el cual mantuvo incluso después de su divorcio en 1945.

Hacia 1931, Hopper comenzó a enseñar en Vassar mientras continuaba estudiando en Yale, donde logró un doctorado en matemáticas en 1934. Cuando obtuvo su doctorado, ella era una de las cuatro estudiantes mujeres en el programa. Después de graduarse fue a trabajar como profesora en el Vassar Collage hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Hopper decidió unirse a la Marina de Estados Unidos en 1943, ya que ésta había sido la sucursal del servicio de su abuelo. Ahí, fue comisionada como teniente en junio de 1944, y debido a su formación matemática, fue asignada a la Oficina de Computación de Aeronáutica en Harvard, donde aprendió a programar la computadora Mark I.

Hopper utilizó la Mark I para calcular tablas de disparo de armas. Obtuvo fórmulas matemáticas para ello, y luego las escribió como una serie de instrucciones para que la computadora las siguiera. Esas instrucciones fueron traducidas a código binario (un sistema que usa sólo dos dígitos, 0 y 1) que la computadora podía entender. Estos fueron entregados como agujeros perforados en carretes de papel. Los agujeros perforados eran 1 y se leían como ENCENDIDO, permitiendo que la corriente fluyera. Los cero se cubrieron y se leían como desconectados y la corriente no fluía. Aunque fue un trabajo laborioso, una vez que se programó la computadora, podría realizar los mismos cálculos de forma rápida y repetida, ahorrando tiempo a largo plazo. En 1946 Grace Hopper publicó el libro Manual de operaciones para la calculadora automática controlada por secuencia.

Después de la guerra, Hopper permaneció con la Marina como oficial de reserva. Como investigadora en Harvard, continuó su trabajo con Harvard Mark II y Mark III.

El 9 de septiembre de 1947, Hopper descubrió que una polilla había hecho un cortocircuito en la computadora Mark II, por lo que se le atribuye a ella la invención del término «bug” informático, pero aunque ella no lo describió así, pero sí ayudó a popularizar la expresión. En la actualidad el término “bug” o bicho informático se sigue usando para referirse a los errores de un programa de computación.

Hopper tenía interés en que otros científicos, y eventualmente personas no científicas, pudieran utilizar las computadoras directamente, en lugar de tener que depender de especialistas. Sus colegas le dijeron que eso no sucedería, porque sólo los científicos tenían los conocimientos necesarios para usarlas. No obstante, ella estaba decidida a hacer que la computación fuera accesibles para muchas otras personas en el futuro.

En 1949 dejó Harvard y comenzó a trabajar en Eckert-Mauchley Computer Corporation en Filadelfia, Pensilvania. Se unió al equipo que trabajaba en la construcción de la computadora automática universal, Univac I. Utilizaba tubos de vacío en lugar de interruptores de relés electromecánicos y debía ser veinte veces más rápido que el Mark III. También tenía memoria interna. Su equipo original estaba formado por cuatro hombres y cuatro mujeres, porque a Hopper le gustaba contratar mujeres. «Las mujeres resultan ser muy buenas programadoras por una buena razón: tienden a terminar las cosas, y los hombres no siempre las terminan», dijo en alguna ocasión.

Su siguiente objetivo era lograr que la computadora tradujera sus propios códigos y llamar a las subrutinas preprogramadas cuando fuera necesario. Terminó el programa en 1952 y lo llamó el compilador A-0. Ese mismo año, la Marina la ascendió a teniente comandante. Luego, comenzó a trabajar en un programa que se usaría para tareas orientadas a los negocios. En 1955 terminó el código con veinte comandos comerciales, como «contar» y «mostrar». Su programa, llamado FLOW-MATIC, se convirtió en el modelo para un nuevo programa que fue conocido como COBOL (COmmon Business Oriented Language), que fue desarrollado por un equipo supervisado por Hopper. Esto hizo que posteriormente se le conociera como la “Abuela de COBOL”. Finalmente, el COBOL se convirtió en un lenguaje de programación ampliamente adaptado que se usaría en todo el mundo.

En 1966 Hopper fue promovida a comandante de la Marina, pero ya había alcanzado el límite legal de veinte años por servir como reservista y el 31 de diciembre de 1966, se retiró. Luego de seis meses, los oficiales decidieron que la necesitaban para volver a trabajar con COBOL, por lo que le pidieron que regresara a trabajar temporalmente, lo que luego se modificó a «indefinido». Su nuevo trabajo consistió en combinar varias versiones de COBOL en USA Standard COBOL. Su oficina tenía una bandera de calavera y huesos cruzados y un reloj de pared que corría hacia atrás. Esto era para recordarle a las personas que fueran flexibles en su forma de pensar.

Hopper se convirtió en miembro del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos, y en 1979 ganó el Premio McDowell de IEEE. En 1985, Hopper fue nombrada Contraalmirante por el presidente Ronald Reagan, convirtiéndose en una de las pocas en ostentar ese título. En 1986, se retiró para siempre. Entonces era la oficial militar de mayor edad en servicio.

Luego de su retiro, aceptó un puesto en Digital Equipment Corporation como consultora senior, donde permaneció hasta su muerte. En 1991, el presidente George Bush le otorgó la Medalla Nacional de Tecnología, siendo la primera persona en recibirlo. Hopper murió en Virginia el 1 de enero de 1992.

Con información de Biography y Computing History.

Share.

About Author

Leave A Reply