Tres jóvenes mexicanas crean empresa de biotecnología

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Adriana Torres, Alicia de Hoyos y Andrea Siller eran mejores amigas en la universidad, donde estudiaron Ingeniería Biomédica y, durante sus pláticas, un tema recurrente era que les gustaría ayudar con su trabajo a más personas.

En 2013, cuando apenas eran recién egresadas, estas jóvenes mexicanas se propusieron diseñar un dispositivo médico para la tercera edad y fue así como decidieron crear RecoPad, un recolector de orina incorporado a los pañales, que permite obtener muestras de las personas que no pueden ir al baño por su cuenta. Luego de recuperar la orina sin afectar la calidad de la muestra, ésta se envía al laboratorio para ser analizada.

“Antes de RecoPad los pacientes tenían que trasladarse a un centro especializado donde debían someterse a un procedimiento doloroso e incómodo para ellos. Con el RecoPad la muestra puede ser tomada desde el pañal, es cómodo para el paciente y se requiere de un solo intento para una toma eficaz”, explican.

El desarrollo de RecoPad fue posible gracias al apoyo del Fondo de Innovación Tecnológica en 2015 del INADEM. El año siguiente, Andrea Siller, directora de Bioana, la empresa creada por las tres estudiantes, obtuvo el Premio Nacional Emprendedor en la categoría Mujer Emprendedora.

Más adelante, estas jóvenes siguieron buscando apoyos para continuar el desarrollo de sus ideas. De esta forma, obtuvieron un nuevo apoyo por parte del Conacyt de 16 millones de pesos.

“Es la primera vez que hacemos esto y no tenemos muchos otros ejemplos aquí en México, entonces la verdad se trata de cometer errores y levantarte una y otra vez».

Andrea Siller, directora de Bioana.

A la pregunta de una periodista sobre cuál ha sido el mayor reto de dirigir Bioana, Siller dijo que: “el mayor reto siempre es la falta de recursos, porque estamos en un área de la industria de la industria donde se necesita mucha inversión. Nosotros lo llevamos aplicando a fondos y fuimos poco a poco avanzando en este tema, porque más que querer hacer algo en Bioana era querer que llegue a las demás personas”.

Hoy en día, Bioana cuenta con varias innovaciones, entre las que están: un auto recolector de muestras para saber si las mujeres tienen cáncer cérvicouterino, un tubo flexible que facilita el acceso a la garganta de los niños cuando se usan catéteres, y una malla que evita que una arteria del corazón contamine a otra.

Disco intervertebral, otra de las innovaciones de Bioana.

Otro reto que han enfrentado las fundadoras de Bioana es la falta de modelos a seguir: “es la primera vez que hacemos esto y no tenemos muchos otros ejemplos aquí en México, entonces la verdad se trata de cometer errores y levantarte una y otra vez, porque puedes buscar asesoría y orientación, pero no hay alguien que esté haciendo exactamente lo mismo que tú”, comenta Siller.

En 2018 Bioana superó en 2018 los 10 millones de pesos en ingresos, y para 2019 se la empresa se propone seguir desarrollando soluciones médicas, al tiempo que buscará explorar oportunidades en otros países latinoamericanos, de acuerdo con Forbes México. Asimismo, el equipo de Bioana sigue trabajando para obtener una nueva ronda de inversión e incrementar su portafolio.

La empresa cuenta también con una iniciativa social llamada Bioana-Tender que busca acercar la atención de salud a personas de la tercera edad.

Bioana-Tender, el lado social de la empresa.

Con información de Bioana y Forbes México.

Share.

About Author

Comments are closed.