La mexicana Karla Rubio recibe una de las más altas distinciones médicas en Alemania

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La científica Karla Rubio recibió el premio al Científico Joven que otorga la Fundación Von Behring-Röntgen. Este premio es considerado una de las más altas distinciones en el área de Medicina en Alemania.

El premio fue creado en honor a dos premios Nobel de Física y Medicina, respectivamente. Se ha otorgado a 20 científicos sobresalientes desde el año 2009, y la doctora Rubio es la primera mexicana y una de las pocas extranjeras en obtenerlo.

Karla Rubio ha desarrollado investigación sobre fibrosis pulmonar idiopática, una enfermedad que casi siempre es mortal, y fue precisamente ese trabajo el que la hizo acreedora al premio, reportó el diario El Economista.

Mediante el uso de métodos biológicos moleculares de última generación, Rubio logró demostrar un nuevo mecanismo en el cuadro clínico de la enfermedad. Sus investigaciones la llevaron a descubrir ciertas moléculas que pueden verse como objetivo para una futura terapia.

“La carta oficial me llegó cuando estaba haciendo un experimento en el laboratorio. La abrí, la leí, pero no podía creerlo. Como la carta estaba escrita en alemán, por un momento pensé que la estaba malinterpretando, así que se la pasé a mi colega alemana y ella me confirmó que me estaban anunciando como ganadora, así que abracé a mi colega, muy feliz. Este premio llega en el momento de mi carrera en donde me estoy consolidando como investigadora, a punto de empezar nuevos proyectos en neurociencias”, declaró a El Economista.

«Este premio llega en el momento de mi carrera en donde me estoy consolidando como investigadora, a punto de empezar nuevos proyectos en neurociencias»

Karla Rubio, ganadora del premio a científicos/as jóvenes que otorga la Fundación Von Behring-Röntgen.

La doctora Rubio hizo estudios en la Facultad de Medicina y el Instituto de Fisiología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), y más tarde ingresó al Instituto Max Planck (donde realizó investigaciones sobre la epigenética de los tumores de pulmón) y después a la Justus-Liebig-Universität Gießen (JLU) en Alemania. “Su trabajo ya ha sido publicado en revistas de alto nivel”, señaló la Fundación Von Behring-Röntgen.

En entrevista con la periodista Nelly Toche, la científica mexicana dice que logró el nivel de investigación que tiene actualmente “escuchando a los grandes. Mi mérito fue solamente escoger asertivamente a mis mentores en ciencia, tener mucha disciplina y perseverancia”.

La investigadora da crédito también a su supervisor de doctorado por haberle asignado proyectos innovadores que ponían a prueba los paradigmas clásicos en biología molecular, “siempre que hubiera datos experimentales en ese sentido”.

Este profesor resultó clave la carrera de Rubio, ya que también la instruyó “en todas las áreas que un científico debe cubrir: enseñanza, divulgación, experimentación, diseño, autocrítica, reproducibilidad, aplicación a subsidios, establecimiento de colaboraciones, redacción, y que el método científico no depende de nuestra nacionalidad, sino de qué tan bien lo aprendemos y lo aplicamos”.

A la pregunta de si otros mexicanos podrían estar en un sitio como el que ella ocupa ahora, la científica responde que por supuesto: “de hecho, todos los colegas mexicanos que conozco, en Alemania o en Francia, están haciendo un excelente trabajo y son emprendedores muy reconocidos en su área. A pesar de ello, la mayoría hace un esfuerzo adicional por mantener colaboraciones en México y promover el intercambio de recursos tanto humanos como tecnológicos”.

Sobre qué tan difícil ha sido el camino para ella hasta ahora, la mexicana señala que su travesía continúa, y que “quisiera motivar y concientizar a quienes están interesados por la investigación científica. Hay que ser muy apasionado de la ciencia para sobrevivir con mente fresca en un ambiente competitivo. Uno necesita evitar la frustración ante los resultados negativos, ser autocríticos y leer muchos artículos, para tener buenas bases ante un desarrollo experimental y la propuesta de cualquier proyecto”.

En la premiación de este año se dio un premio también a Sabine Wächter, investigadora junior de la Universidad Philipps de Marburg que aparece junto con Rubio en la foto.

Share.

About Author

Comments are closed.